jueves, noviembre 27, 2014

FLORECER



Florecer donde hemos sido plantados,
florecer en medio de todas nuestras circunstancias,
de nuestras virtudes, limitaciones y penas,
florecer, necesariamente florecer...

Aceptando la vida tal y como es,
sin pretender cambiarla,
cesando la lucha contra el mundo,
aceptando...

Respetando las experiencias de cada uno,
reconociendo que son justas y necesarias
dentro de cada proceso de aprendizaje,
sin juzgar ni criticar...

Cerrando los ojos para ver,
viajando en los mares de nuestro interior,
sumergiéndonos en las profundidades de nuestros miedos
y en los abismos de nuestras negras inseguridades...

Para descubrir nuestro verdadero ser,
nuestra esencia:
energía de amor
hecha espíritu, carne y sangre...

Fluyendo amorosamente,
disfrutando cada experiencia,
entendiendo que detrás de todo suceso
hay un propósito perfecto de amor...

Sanando nuestras heridas,
en el entendimiento del plan sagrado,
escuchando la sabia voz
que habla en nuestro silencio más denso...

Dejando ir, soltando,
abriendo las manos para que la vida tome lo de ella cuando quiera,
sin retener,
para llenarnos otra vez de cosas nuevas y maravillosas...

Disfrutando cada instante,
exactamente como viene, sin pretender cambiarlo, 
bendiciendo cada momento de vida,
en disposición de recibir el aprendizaje que trae...

Para que entonces
un día bendito descubramos que todo ha sido perfecto,
que nada ha sido error o en vano
y que nunca hemos estado solos...

Será entonces el día del regreso,
cuando sepamos que somos uno,
un solo ser en miles de millones de vidas
Uno que llena todo el cosmos...

Bendito sea ese momento sagrado
en que despertemos del sueño de milenios
y recordemos quiénes somos
y hacia dónde vamos...

PAZ&AMOR

Isaac A. Devis G. 

viernes, noviembre 21, 2014

EL TIEMPO SAGRADO



A veces somos difusos,
confusos, erráticos,
a veces nos perdemos en nuestros miedos
y entramos en oscuridad....

A veces el mundo nos apabulla,
la carrera de los locos nos pide cada vez más,
más oro, más cosas, más amores, más de todo
y nunca habrá un límite...

Entonces, a veces perdemos el paso,
nos quedamos atrás de otros que parecen no tener problemas,
y nos sentamos en la orilla del camino
a ver pasar la vida...

A veces la paleta de colores desaparece,
solo quedan el blanco y el negro
y una infinita variedad de grises
y así es como debemos pintar nuestro mundo...

Esos días son perfectos,
son los tiempos del aprendizaje,
gran ventura hay en ellos,
para el que sepa verla...

Y sucede también,
que la vida florece aún en los desiertos,
para recordarnos
que cada segundo es un milagro...

¿Qué importa entonces si viviremos un mes 
o cien años?
¿Qué importa ello si justo ahora, en este instante,
estamos acá, acá en la vida?

¡Ahora!
tiempo de estar vivos y despiertos,
¡Consciencia!
ese es el verdadero milagro...

Más allá,
lo de éste mundo:
Ilusión y sueños,
oropel que persiguen los tontos...

Y de resto, solo aprender a fluir,
dejarse llevar por las aguas de la existencia,
aceptando la vida tal y como es,
asumiéndonos...

Para entonces poder disfrutar
con cada bocanada de aire,
de cada segundo, de cada momento,
de la magia de vivir,,,

Y disponerse a bendecir cada día,
cada hora, cada segundo,
cada paso, cada caída, cada ser, cada verso, cada espina,
pues todo, todo es bendito...

Ese es entonces el tiempo sagrado del amor
y será también la señal
de que hemos encontrado la senda
de regreso a nuestro Hogar, (del que nunca en verdad partimos)...

PAZ&AMOR

Isaac A. Devis G. 








sábado, noviembre 15, 2014

TU



En el mar y en la tierra,
en el aire y en el éter,
en el fuego y las nieves
en el fondo y en las alturas....

En los días y en las noches,
en el frío y en el sol,
en el desierto y en la selva,
en los valles y en los ríos...

En las ciénagas y en los pasos,
en las montañas y en los bosques,
en el norte y en el sur
en ti, en mi y en cada uno....

Estás tu, mi Señor,
en cada átomo,
en la luz que viaja en el espacio,
en cada fotón...

Estás tu, mi PadreMadre,
mi creador, 
mi norte
mi todo...

En cada flor, en cada pétalo,
en cada día, en cada hora,
en cada espacio y en el vacío,
Tu, mi origen,mi principio y mi llegada...

En  lo que veo
y en lo que ignoro,
en lo que perciben mis sentidos 
y lo que escapa de ellos....

Estás tu, 
esencia, vida, causa.
Tu,
vida mía, sagrario, fuente....

Tu,
El Uno en la infinita diversidad,
Tu,
Espíritu...

Tu,
que soy,
que somos,
que seremos...

Tu,
santo, soberano, sublime, perfecto,
Tu,
que eres presente eterno...

No hay miedo ni frío a tu lado,
solo el amor que vibra eternamente
y la luz que se expande en el infinito
de todas las posibilidades...

PAZ&AMOR


Isaac A. Devis G. 

martes, noviembre 04, 2014

LA ILUSIÓN DE TODOS LOS MIEDOS


Hay mucho mas de lo que ven nuestros ojos,
mucho más de lo que tocan nuestras manos,
mucho más de lo que oímos o gustamos,
mucho más de todo lo que podemos respirar...

Hay mucho más después de lo obvio.
mucho más después de lo ruin y lo vulgar,
mucho más que el oro que perseguimos con locura,
mucho más que lo lógico y lo sensato...

Si, hay mucho más,
mucho más inclusive de lo que podemos imaginar,
un universo infinito en un mar de universos infinitos,
y realidades y dimensiones que escapan de todo conocimiento...

Mucho más,
energías que aún no hemos descubierto,
tiempos y espacios que se encuentra más allá
de cualquier tiempo y de cualquier espacio...

Mucho más,
para que nuestros sueños no tengan límites,
mucho más,
para descubrir nuestra propia naturaleza....

Pero todo aquello que está en el cosmos inconmensurable,
está también en cada una de nuestras células,
en cada uno de nuestros átomos
y en cada partícula de nuestro ser....

Por eso cerrando los ojos
es como realmente los podemos abrir,
entrando al templo sagrado
de nuestro propio corazón...

Entonces entenderemos,
que nada es accidente, 
que todo lo que existe es sagrado,
y que el absoluto y sus  fragmentos son perfectos exactamente como son...

Trascenderemos así el sueño de la dualidad,
para entender que somos Uno y que no estamos apartados de nada
y que el bien y el mal son solo palabras
que definen conceptos que nada explican...

Respiraremos el Universo que somos nosotros mismos,
para fundirnos con el aire, con el sol, con el río y con el firmamento
y exhalaremos nuestro propio ser
para fusionarlo de nuevo con todo cuanto es...

Volaremos así conscientemente en las alas del amor,
de las que nunca hemos escapado 
y trascenderemos el sueño de la muerte
y la ilusión de todos los miedos...

PAZ&AMOR

Isaac A. Devis G.