viernes, octubre 21, 2011

AQUEL QUE SOMOS


Y recordamos aveces,
tantas cosas,
tantas gentes,
tantos días...

Nos sentimos entonces
como un saco lleno de recuerdos,
de historias
y de momentos remotos...

Y de repente estamos llenos de cosas,
de ideas, de sueños, de angustias y de miedos
y transitamos por la vida en plena inconsciencia,
en medio de los sueños y los días...

Y de repente ya somos viejos,
vienen las canas y las arrugas
y huellas y cicatrices,
son la cosecha de nuestras vidas...

Pero no somos una margarita deshojada,
no somos un reloj de arena,
somos hijos del Infinito,
somos el Universo vivo y despierto...

Y nuestra vocación es la vida,
la vida que somos,
la vida sagrada que impulsa nuestro estar,
la vida que es cada instante, cada respirar...

Nosotros somos la vida
y la vida es Dios en acción,
unidad en la diversidad,
un ser en muchos cuerpos...

Y es así entonces que nada es ajeno,
que nada es azar,
que no existe el otro,
solo un nosotros....

Y entendemos,
que este es sólo un paso de muchos,
en el eterno camino 
del aprendizaje y del recuerdo...

Y es así como sólo entonces,
dueños de este aprendizaje
podemos bendecir este ahora,
este día y este cuerpo en que vivimos...

Pues recordamos y descubrimos,
que todo es perfecto,
que todo es justo y armónico
y que estamos aprendiendo exactamente lo que nos corresponde aprender...

Y entonces, sólo entonces,
dejamos de ser esclavos de la angustia y del miedo,
para entregar nuestra vida y nuestro aliento
a Aquel que es la vida y la libertad, Aquel que somos ....

PAZ&AMOR

Isaac A. Devis G.



15 comentarios:

  1. Amigo, tu sientes el amor y lo trasmites siempre en tus palabras. Lleno de hermosos recuerdos desde remotos momentos.. siempre.
    Sin duda Isaac somos la vida en Dios.

    Besitosss.

    ResponderEliminar
  2. Garn sabiduria en tus letras mi querido Isaac...somos lo que somos, somos vida en movimiento, somos uno mismo con todo lo que nos rodea.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Somos vida, infinita y maravillosa vida...

    Saludos, Isaac. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Que importante se diente uno, cuando te lee que no existe el otro sino un nosotros. Me das ganas y ánimos.
    Gracias.

    Un beso grande Amigo!

    ResponderEliminar
  5. Isaac, cuanta paz siento cuando te leo amigo. Bello poema. Besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por esa ilustración de grandes matíces de colores divinos.

    ResponderEliminar
  7. cada vez amigo me gusta mas leerte transmites paz y amor un abrazo

    ResponderEliminar
  8. a veces vamos "tan rapido" que no paramos a pensar y observar el que somos.. :)

    ResponderEliminar
  9. Issac cuando sintonizamos en este pensamiento, cuando lo sentimos de este modo.....Todo está bien, todo es perfecto.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Que belleza de poema nos has dejado querido Isaac.

    Paso a paso y con serenidad siempre se llega.

    un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Tu fe es poderosa y tenaz.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. el tiempo va, y nosotros vamos y venimos cabalgando sobre él
    es la esencia humana
    un abrazo desde el maestrazgomagico.blogspot.com
    RAUL

    ResponderEliminar
  13. Que belleza!! El último verso, expectacular! Un abraXo

    ResponderEliminar
  14. Yo cada vez que hago recuento de mi vida...no me crece la fe....todo lo contrario...desaparece más y mas y ya no hablo solo de la fe cristiana...no me refería a esa precisamente, sino a la fe en general.... Corren malos tiempos para creer....
    Pero vamos, que lo de paz y amor sabes que si estoy de acuerdo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. ¡Con hermosas palabras me he encontrado en este espacio!
    Una reflexión preciosa de la vida.
    Un placer haber estado aquí...

    Gracias por dejar tu comentario en mi pequeño mundo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar