lunes, octubre 15, 2012

MÁS ALLÁ


Yo siento el miedo,
lo he sentido durante años,
aquí en lo profundo de mi vientre,
silencioso, siniestro...
 
Yo conozco su rostro
y sé lo que puede hacer,
inmoviliza como las Gorgonas,
aterrando con su sola presencia...
 
He sido su víctima, su esclavo,
ha estado allí por años,
venciéndome, hundiéndome, 
sin que yo diera apenas resistencia...
 
Yo sé de su terrible poder,
yo sé sobre dejar la vida pasar,
para encerrarme en un hoyo a llorar,
a sufrir y a lamentarme...
 
Pero un día supe también,
que yo tenía derecho a ser feliz,
que podía brillar tanto como quisiera
y ser luz para mi mismo y para otros...
 
Y entendí que había que tomar riesgos,
que la vida no transcurría en mi zona de confort,
que la vida había que tomarla fuertemente y amarla,
con valor, sin medida...
 
Y descubrí, que más allá del miedo está la vida,
que más allá del miedo brilla el Sol,
que más allá del miedo está el amor,
que más allá del miedo estaba yo ...
 
Y lo he logrado, una y otra vez,
he podido hacer cosas increíbles, felices, maravillosas,
y he descubierto que las fronteras y los límites
los ponía yo, con mis dudas y mi inseguridad...
 
Y también, tomando esos riesgos,
he caído muchas veces de frente contra el piso,
pero me he levantado siempre fortalecido
para empezar de nuevo, cuantas veces sea necesario...
 
Y no me arrepiento de los golpes de la vida,
sino de las veces que por evitarlos he estado inmovil,
pues he descubierto que la vida y el mundo están allí,
listos para ser tomados por aquel que sea valiente para hacerlo...
 
PAZ&AMOR
 
Isaac A. Devis G.
 
 
 
 Pdta: Los invito a visitar mi blog de pintura http://isaacdevispintor.blogspot.com
 
 
 
 
 
 
 


22 comentarios:

  1. Isaac, la vida ya ves, hay que tomarla sin miedo, afrontarla y buscar soluciones que te lleven a ser feliz a pesar de los pesares.
    El miedo nos paraliza, nos quita vida y si no nos sirve para la salvación, hay que decir con fuerza !fuera miedos! Dios está conmigo.
    Escribes muy bien.
    Gracias por ser como eres.
    Mil besos para ti.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  2. Brillar y ser luz para ti y para los demás, un buen ideal.
    Un bonito verso del que uno aprende.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Todos, en mayor o menor medida, hemos sentido ese miedo por algo en la vida.
    Dices muy bien Isaac, caer y saber levantarse. Ser luz que brille, primeramente para nosotros mismos, y si es necesaria, que se refleje en el que la necesita.Ser referente desapercibido para aquella persona que lo quiera encontrar. Ser consecuente con todos nuestros actos, para que sirvan de ejemplo, sin imponer nada a cambio.

    Impactante lo que nos has manifestado.
    UN GRAN ABRAZO.

    ResponderEliminar
  4. La vida hay que tomarla mirando al frente, con optimismo e ilusión, pase lo que pase, pues sabemos que Dios siempre está a nuestro lado. Me ha encantado Isaac. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Me gusta tu poema, porque en cada verso, describes a un ser real, con sus contradicciones y con sus convicciones.

    un abrazo



    fus

    ResponderEliminar
  6. Valientes entonces.
    Saludos
    David

    ResponderEliminar
  7. EN ESTE CASO LA VALENTÍA SERIA ANTÓNIMO DE LA INDIFERENCIA. EXCELENTÍSIMO TEXTO!!!
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  8. Hola, Isaac:

    Si no lo intentamos jamás sabremos el final de la historia, moriremos con la duda.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. ¡ESO MISMO ISAAC! en realidad al miedo hay que tratarlo con indiferencia, es instrumento del maligno, y éste, es una pequeña criatura, cuyo vacío de Dios hace que quiera enredarnos. UN ABRAZO!!

    ResponderEliminar
  10. Superar la parálisis que provoca el miedo permite vivir. Hermoso!!!

    ResponderEliminar
  11. La vida, siempre la luz de la vida...

    Buenas noches, Isaac.

    ResponderEliminar
  12. No hay límites, no hay fronteras, el amor todo lo puede !!

    ResponderEliminar
  13. Muestras el proceso natural de cómo enfrentar la vida. No dejándose avasallar por las pruebas, sino con voluntad y comprendiendo que Él está siempre a la espera para acompañarnos.

    Muy profundo el sentido del poema.

    Paz y Bien!

    ResponderEliminar
  14. somos humanos y las emociones forman parte nuestra, buenas y de las otras.
    Tratar de buscar el equilibrio es fundamental y se puede!

    el amor, la fe, la confianza y en ocasiones la ayuda de los que nos aman, ayudan.

    Un super abrazo querido Isaac.

    ResponderEliminar
  15. Con todo y los miedos, hay que vivir, el miedo en los hombres es natural, pero hay que saber que somos más fuertes que el miedo, y luchar con esa fuerza para lograr la felicidad.

    Saludos Isaac, ya hacía tiempo no pasaba por aquí.

    ResponderEliminar
  16. Hola, Isaac

    Bienvenidos sean los golpes de la vida de los que tanto aprendemos y nos ayudan a seguir adelante, fuertes y un poco más sabios.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  17. Isaac...cada poema tuyo es una lección de vida que trae luz para edificar. Me encantó este mensaje, pues es verdad, muchas veces el gigante contra el que luchamos, somos nosotros mismos. Dios nos dio todas las posibilidades para enfrentar la vida, para tomar los riesgos y para vencer. Porque aunque a veces perdamos alguna escaramuza, ganamos una experiencia. Es un verdadero placer disfrutar de la lectura de tus poemas. Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Hay que arriesgarse a volar aunque se nos queme el sol.
    Quien te puede quitar lo bailado..


    Besos mil.

    ResponderEliminar
  19. Hay que tomar el timon de nuestra propia vida, sí, yo creo lo mismo. Ya estoy convencida de que para lo unico que sirve el miedo, es para perderlo todo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Gracias Isaac, sí Dios está detrás de la pobreza y los Ghetos, pero el demonio también está y hay que luchar para que los hombres recobren su dignidad.
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  21. Después de la noche siempre llega la aurora que todo lo abre...


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Después de la noche siempre llega la aurora que todo lo abre...


    Un abrazo.

    ResponderEliminar