miércoles, octubre 02, 2013

UNA, BENDITA, SAGRADA...


Para buscar la calma en medio del mundo,
para salir del caos y del ruido de estos tiempos,
para encontrar la paz que buscamos con tanta ansiedad,
para serenar la mente...
 
Para encontrar el ser de luz que somos,
para escuchar a la voz de Aquel que habla en nuestro interior,
para dejar de sufrir,
para reír y ser felices...
 
Sólo basta con parar,
hacer una pausa, cerrar los ojos, respirar
y hacer contacto,
con la verdad profunda que tenemos dentro...
 
Y así llegar
al sitio donde llanamente somos,
sin más ni más,
solo somos...
 
Y entender simplemente,
que más allá del amor,
todo son sombras, sueños,
vanas ilusiones de oropel...
 
Para recordar que somos hijos de la luz,
seres brillantes, extraordinarios, divinos
y que aún más allá de los errores
está la comprensión acumulada del amor y la verdad...
 
Y saber que aunque caminamos en un largo viaje,
nunca abandonamos nuestro hogar
y que siempre hemos sido sagrados, bendecidos,
plenos de amor y vida...
 
Y así, amados, radiantes, luminosos,
contemplar nuestros verdaderos rostros,
 más allá de lo que muestra el espejo,
más allá de todo lo que creemos ser...
 
Entonces,
una sonrisa verdadera llenará nuestras almas,
al comprender que cada paso fue necesario
para encontrar el camino a casa...
 
Miraremos atrás con infinita ternura
a todos los seres que fuimos
para agradecer cada aprendizaje,
cada espina, cada rosa...
 
Y bendeciremos la vida,
 nuestra vida, la vida de cada ser, la de todo y la de todos,
pues sabremos que todos somos la vida
una, bendita, sagrada...
 
PAZ&AMOR
 
Isaac A. Devis G.
 
 
 

17 comentarios:

  1. Hola, Isaac

    Ahora si deja ver la entrada :D.

    Es una gozada leerte, para el alma, el corazón y la mente.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. "Cada paso fue necesario para encontrar el camino a casa"
    Que cierto y que bello!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Es cierto que llegar a tu espacio es pisar sobre paz ,tus versos nos guian ya que el corazón vive oprimido y empapado a veces en llanto.
    gracias por tus hermosas palabras como de consuelo a los baches al amor .
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  4. Gracias querido Isaac, por tanta belleza.

    Bendiciones amigo!

    ResponderEliminar
  5. Solo te voy a decir que estoy TOTALMENTE de acuerdo en todo lo que defines.Un ABRAZO

    ResponderEliminar
  6. LINDO MENSAJE.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  7. maravilloso mensaje de fe
    Abrazo

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado leer tu escrito Isaac, me lleva a otro mundo, a un sitio lleno de paz. Gracias. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amigo.

    ResponderEliminar
  9. Es un gusto pasar de visita por acá, realmente un lugar profundo en sensibilidad humana.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Hola Isaac: me ha encantado tu entrada, gracias por tu compartir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Sólo basta con parar,
    hacer una pausa, cerrar los ojos, respirar
    y hacer contacto,
    con la verdad profunda que tenemos dentro, es una gran verdad, mirar hacia dentro de nosotros, y saber que allí nos encontraremos con nosotros mismo con el silencio profundo, gracias una vez más, un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Isaac, siempre es un gusto leer tus escritos, me quedo muy especialmente con “comprender que cada paso fue necesario para encontrar el camino a casa...”
    Es una verdad que algún día, terminaremos de comprender cada uno de nosotros, terminaremos comprendiendo que somos amor y verdad.
    Saludos y gracias por lo que me dejas en mi blog, deseo que tengas una feliz tarde.

    ResponderEliminar
  13. Parar ...detenerse y buscar , mirar hacia nuestro interior que alli está la Luz y el Camino a casa...lo demás queda....
    Muy esperanzador poema
    Paz y bendiciones

    ResponderEliminar
  14. Gracias por tu visita, tu presencia.
    ¡Feliz día de la Virgen del Rosario!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Sabio consejo el de parar para mirar dentro de nosotros mismos.
    Sólo así encontraremos el camino a escoger en cada momento y aprenderemos a valorar lo que de verdad importa.
    Te deseo tanta paz como me llevo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Ahí reside todo, en ese universo multicolor que vive en el Grial del Corazón cuando es conquistado.



    Un abrazo.
    Gracias.

    ResponderEliminar