lunes, noviembre 07, 2016

LA ÚNICA ETERNIDAD



En las oquedades de la vida quedamos,
prendados de una risa, de unos ojos,
recordando esas manos cariñosas,
esa mirada que nos ofrecía aliento más allá del miedo...

Miramos atrás todas nuestras historias,
una lágrima recuerda nuestros pasos,
y los pasos de aquellos
que ya tomaron rumbo al infinito...

Nos sentimos náufragos en mares infinitos,
pasajeros del azar,
percibimos como la vida nos va quitando todo
para luego marcharse ella misma...

Vemos el paso de la vida,
nuestra piel se llena de surcos,
espacios donde el tiempo ha sembrado semillas
que quizás un día germinen, o quizás no...

Caemos en el sueño de la ilusión,
de imaginar que la vida es solo aquello que  nos brinda la materia,
acumulamos monedas para sentirnos seguros,
creyendo tener un refugio donde el dolor no pueda llegar...

Y todo ello es mentira,
es humo sobre humo,
hojarascas y brumas que se lleva el viento,
espacios que no coinciden con los tiempos...

Y nada más,
ni somos oro, ni plata, ni billetes o tierras,
ni pasiones que nos consumen en fuegos intensos,
ni carnes o sensaciones...

Porque somos simplemente el breve instante en que somos,
la brizna que escapa de un viento fuerte,
el agua que fluye
hacia océanos llenos de misterio...

Magia que descubre su nombre,
maravillas que toman consciencia,
luz que rompe la oscuridad,
amor que se encuentra a sí mismo...

Eternidad de esencias sagradas,
salvaciones de aquí y de ahora,
meditaciones de silencios que gritan,
flores que vienen del primer segundo...

Universo que somos,
infinito que nos construye,
luz que nos edifica,
amor que nos entrega la única eternidad que podemos entender...

Vida&Sorpresas

Pdta: Los invito a ver mis poemas de colores en http://isaacdevispintor.blogspot.com 

Isaac A. Devis G. 







11 comentarios:

  1. Cuando he empezado a leer tu poema me ha traido el amado recuerdo de mi madre,que este año se fué al UNiverso de donde vino,y yo sí creo que dejamos huellas por donde otros pasarán y lo harán ellos mismos,pero siempre bajo el hilo que le unió a sus ancestros.
    Lo material no es nada,salvo para alimento y sobrevivir dignamente,que no opulosamente,pero la entrega a los demás(por eso te hablo de mi madre)es un aprendizaje que marca al ser ,y es tan gratificante que yo bendigo a Dios por haberme dado el don de haberla podido cuidar hasta el final.
    Ella era todo amor.
    Somos rios y nuestro recorrido es lento,se queda el pelo blanco,se pasa de un lado a otro,mas volveremos a esa mar ,grandiosa obra de la naturaleza y la creación
    Bendiciones

    ResponderEliminar
  2. Todo eso somos, así vinimos a poblar este mundo maravilloso, este planeta que nada le falta, solo le faltamos nosotros con nuestro descontento, porque la vida la leemos de otros ángulos, allí donde creemos ser dichosos, y cuando todo desaparece y los castillos se caen sin salvación, apenas podemos ver que nada tenía sentido, Dios, el amor, la familia, todos los afectos más preciados es lo único válido.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  3. Isaac, cómo lográs en tus poéticas palabras describir todo un mundo de emociones, cuando logramos entender que lo esencial es nuestro espíritu, logramos la paz, un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Un bello escrito cómo nos tienes acostumbrados, tu fuente de inspiración es fascinante e inagotable.Saludos

    ResponderEliminar
  5. Un escrito realmente conmovedor y muy bonito. Profundo y sentimental.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Otra buena reflexión de la que tendríamos que tener como oración en cada día para darnos cuenta de lo importante y no de lo que tanto nos estorba.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Cada día deberíamos dar muchas gracias a Dios por el don de la vida y el gran don de nuestros padres.Con su vida tan sencilla,tan humilde y tan honrada, nos han dejado la mejor herencia.El tesoro de la fe y encontrar la felicidad en las cosas más sencillas; aunque nos salten las lágrimas al recordarles,son lágrimas llenas de agradecimiento.
    Tu poema es un canto a la VIDA,la cual vamos descubriendo a medida que nos vamos desprendiendo de todo lo superfluo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. La gratitud abre las compuertas de toda cosa buena.

    Gracias Hermano!

    Cariños.

    ResponderEliminar
  9. Isaac, siempre que llego a tu espacio, me llevo verdaderas vitaminas de luz, tu poema es un canto de vida y esperanzas. Si tuviera que elegir una estrofa, me quedaría con esta.

    " Vemos el paso de la vida,
    nuestra piel se llena de surcos,
    espacios donde el tiempo ha sembrado semillas
    que quizás un día germinen, o quizás no..."

    Son como el credo de la vida, sí, hemos venido sin saber de donde, estamos sembrando semillas, buenas o quizá menos buenas y puede o no que esas semillas germinen o se pierdan en los pliegues del tiempo. Gracias Isaac, porque tus entradas iluminan el alma.

    Un abrazo con cariño.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado el poema Isaac, y el título ya lo dice todo. Me encanta. Me encanta. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amigo.

    ResponderEliminar
  11. Por ese universo que somos
    es que seguimos latiendo

    muy profundo meditar...

    ResponderEliminar