miércoles, octubre 31, 2018

LA REALIDAD


La realidad es donde estamos,
donde podemos actuar,
lo demás es imaginación,
sueños, humo...

La realidad es el ahora,
donde estamos en consciencia,
cuando nos encontramos realmente despiertos,
la realidad es cada segundo...

La realidad nos acerca aveces con otros,
luego cada cual sigue su ruta,
como debe ser,
como ha de ser...

La realidad es simplemente lo que es,
no lo que queremos que sea,
no podemos cambiar la realidad,
pero podemos cambiar de realidad...

La realidad no tiene historia,
ni mañana,
respira y se justifica a cada instante
y con ello le basta...

La realidad no es una cárcel,
sino allí donde estamos abiertos y en consciencia,
muchas veces incluso,
bastante más allá de nuestro cuerpo físico...

Y así, hacernos correspondientes con una vida de luz
es un trabajo de cada momento,
en un esfuerzo constante de auto observación, de vigilancia,
de presencia...

Cuidando la energía interna,
vibrando en el amor que nos crea y nos construye,
cesando toda crítica y  violencia,
siendo amorosos y tiernos con nosotros y nuestro momento actual...

Sin juicios, sin castigos,
entendiendo que a cada instante
hacemos lo mejor que podemos,
con lo mejor que tenemos...

Asumiendo que las cosas son exactamente como han debido ser,
y que todo forma parte de un plan de infinito amor,
de un eterno aprendizaje,
de un caminar perpetuo hacia la luz que somos...

En paz, 
inspirando y espirando, 
sintiéndonos,
amándonos...

Recordando el milagro que somos,
la bendición de estar vivos
y agradeciendo cada cosa y suceso,
aún los que no podemos entender...

Entenderemos así que todo ha sido perfecto
y santificaremos el Nombre innombrable del Eterno Amado,
pues sabremos de cierto que somos luz y amor
despertando para siempre...

Luz&Consciencia

Pdta: Los invito a ver mis poemas de colores en isaacdevispintor.blogspot.com.co

Isaac A. Devis G. 









martes, octubre 23, 2018

LA CANCIÓN DE LA VIDA


Abrazar la oscuridad,
nuestra propia oscuridad,
aquellos lugares que ignoramos o no queremos conocer,
pero que son parte de nuestra vida y de nuestro ser....

Abrazar nuestros miedos,
aceptar su existencia,
admitirlos como habitantes de nuestros parajes,
asumirlos....

Abrazar nuestras frustraciones,
las cosas que no han salido como queríamos,
las lágrimas derramadas
y aquellas que están guardadas aún...

Abrazar nuestras heridas,
aquello que nos ha dolido,
lo que nos ha enseñado con golpes y dolor
y lo que hemos aprendido de ello...

Abrazar nuestra propia fragilidad,
entendiendo que somos débiles también
y que el Universo no necesita seres de hierro
sino almas dispuestas a amar y crecer...

Abrazar nuestros errores,
sin juicios apocalípticos,
solo sabiendo que debieron cometerse,
que fueron necesarios...

Abrazar nuestra inseguridad,
y nuestra falta de amor propio,
para en su lugar mirarnos con infinita ternura,
con dulzura y amor...

Abrazar la vida tal y como es,
con los días de sol  y los de lluvia,
con las dudas y el frío,
con la neblina que aveces nos impide ver...

Para poder aceptarnos,
como el ser perfectible que somos,
sin dramas, sin sentencias, sin finales,
entendiendo que se trata de un proceso de amor...

Para poder comprender que nuestra oscuridad
nos hace completamente humanos,
amorosa y venturosamente mejorables,
construibles...

Para que el amor inunde también nuestra noche,
para que podamos amarnos como somos,
exactamente como somos,
no como creemos ser...

Y así, en infinito amor y respeto,
abrazarnos a nosotros mismos también,
con la bondad, clemencia y generosidad que merecemos,
apartando para siempre los castigos y el dolor...

Para así amarnos,
sin juzgarnos más,
siendo amables y cariñosos con nuestra humanidad,
respetando nuestros procesos y ciclos...

Y entonces así,  un día bendito, sanarán nuestras heridas,
y volveremos a cantar,
y floreceremos de nuevo,
ya que a ello hemos venido, ese es nuestro derecho de luz...

Entonces nuestras lágrimas y dolores serán recuerdos del ayer,
para perdonarnos y hacer la paz en nuestro propio ser,
para sanar y reír de nuevo,
para cantar la canción de la vida que siempre supimos...

Ternura&Amabilidad con nosotros mismos

Pdta: Los invito a ver mis poemas de colores en isaacdevispintor.blogspot.com.co

Isaac A. Devis G.




viernes, octubre 12, 2018

NI AÚN NUESTRO TIEMPO


Un instante congelado en el tiempo,
un momento que quizás escape de la memoria,
un río de recuerdos que llueve hacia el norte (o hacia el sur),
un día que quedó sembrado en el ayer...

Así a veces quedan los recuerdos,
encajonados hasta que un día escapan alegremente
y se vienen a la cabeza para tomar total control
y recordarnos lo efímero de nuestro estar...

Vienen las manos de la madre,
la cálida infancia donde habían tantas risas,
el lejano padre,
y el barrio que de tan pequeño era inmenso...

Vienen los pasos, los amigos, la familia,
los amores, tantos o tan pocos,
las inútiles iras
y los momentos en que la magia de la vida nos besó...

Y vienen los lugares que hemos hollado,
los aires que hemos respirado,
las personas, si las personas; oh, las personas, tantas personas
y todo lo que hemos aprendido...

Y esta fugaz vida, 
este soplo de nada que llamamos existir,
este parpadeo que es la vida entera,
hasta que un espejo nos devuelve un rostro lleno de arrugas...

Y así es,
 eternos "ahora" nos han dado esta vida,
esta vida, que llamamos nuestra,
pero que no lo es...

Es prudente entonces estar listos para partir,
callada y silenciosamente,
sin estridencia alguna,
con hermosa dignidad...

El camino así será más dulce
y amor más fecundo,
recordando que nada ha sido ni será nuestro
ni aún nuestro tiempo...

Pdta: Los invito a ver mis poemas de colores en isaacdevispintor.blogspot.com.co

Isaac A. Devis G. 




domingo, octubre 07, 2018

SÓLO SER


El infinito es ahora,
la eternidad es ya,
si, mientras tenemos la vida,
mientras estamos...

No hay mañana,
ni futuro alguno,
solo éste instante,
éste instante sagrado...

No hay otro día
ni otro momento,
solo éste segundo maravilloso en que tu y yo 
nos encontramos...

No hay más historias
que la que cuenta éste segundo,
no hay un día mejor
que éste en el que vivimos...

Pues somos éste día y ésta hora,
somos éste cuerpo que habitamos
y el aire que nos anima
y lo que puedan devorar nuestros ojos...

Y sin embargo,
somos también eternos y perpetuos,
somos tan antiguos como la antigüedad misma...
y tan infinitos como la inmensidad es...

Así solo ser,
sin más ni más,
y estar,
simplemente estar...

Descubriendo la verdad en medio de tanta mentira
y el norte después de toda confusión,
en el callado proceso
del infinito amor...

Gracia & Hermandad

Pdta: Los invito a ver mis poemas de colores en isaacdevispintor.blogspot.com.co

Isaac A. Devis G.